Katalina Guerrico, Instalación Passionaria

Nos lleva a conectar con lo interno, lo mínimo de la Flor, lo que nunca vemos. Ellas nos rodean. Somos parte de ellas y somos parte de la obra al ubicarnos dentro, nos abrazan con los enstambres y pétalos. Como la belleza mínima en cada flor. La obra hecha con material de descarte, cuidando el medio ambiente generando la obra con lo que para otros es basura. Reutilizar para hacer la obra descubriendo la belleza en la naturaleza para poder cuidarla, apreciarla. Cuando uno conoce algo lo cuida más.